Tres distritos, un mismo problema: la basura

No lo dicen los vecinos, lo dice el propio ayuntamiento de la capital. Según datos extraídos de inspecciones realizadas por técnicos municipales, Moncloa-Aravaca, Fuencarral y Centro son los tres distritos donde más basura se acumula y donde más puntos negros se registran.

calle peñuelasEn el primero de los distritos se han detectado 42 puntos concretos en los que los desperdicios se acumulan de manera reincidente, 11 más que en el distrito de Fuencarral y 15 por encima de los detectados en Centro. En el extremo contrario, Barajas, San Blas y Ciudad Lineal.

El problema de la acumulación de basuras y de la limpieza es uno de los grandes retos a los que se han enfrentado todos los gobiernos municipales en los últimos años. Las quejas vecinales son continuas y, a pesar de las diferentes campañas, el problema no parece solucionarse.

En esta ocasión, el equipo ha elaborado un mapa de “puntos negros” y se ha creado, además, una comisión de trabajo que analiza semanalmente el estado de la limpieza de la capital. Para determinarlo se valoran datos como los avisos de los ciudadanos, las actas de infracción gestionadas, las toneladas de basura que se han recogido o las intervenciones del Servicio de Limpieza Urgente.

Los datos evaluados en las últimas semanas vienen a indicar que la situación mejora lenta, pero progresivamente. A pesar de ello, el ayuntamiento va a incidir en campañas de concienciación ciudadana. Los distritos de Centro y Vallecas han sido los primeros en los que se ha puesto en marcha “Cuidamos Madrid”, una iniciativa para mejorar la limpieza de la ciudad mediante talleres de formación y empleo. En breve le seguirán los demás cerrajeros Torrevieja.

Una campaña a la que en breve se sumará “Caravana sin filtros”, en la que está previsto repartir miles de ceniceros portátiles. Medidas destinadas a combatir dos de los grandes problemas de la capital: la suciedad y la falta de concienciación ciudadana.

Los ayuntamientos madrileños y sus deudas

Las grandes obras acometidas en la capital durante los últimos años podrían llevar a pensar que es el municipio de la comunidad más endeudado. En cifras globales lo es, pero si se reparte la deuda entre sus habitantes y se compara con la de otros consistorios, es fácil comprobar que está lejos de encabezar el ranking de los más endeudados.

Y en lo que a deuda se refiere parece que no hay colores, entre los que más deben se encuentran tanto ayuntamientos gobernados por el Partido Popular como por el Partido Socialista. Sí coincide que la mayor parte de los municipios más endeudados se encuentran en la zona sur de la comunidad.

En los puestos más altos, aquellos que deben más de 3.000 euros por habitante destaca una pequeña localidad, Puebla de la Jara, en la zona norte. Pero, centrándonos en el sur, sobresale Navalcarnero, un pueblo en el que durante años se ejecutaron una infinidad de obras que vaciaron las arcas municipales y elevaron ay untamiento en navalcarnerola deuda hasta superar los 3.200 euros por habitante. Inferior, sin embargo a la deuda de Moraleja de Enmedio. ¿Qué tienen en común estas dos localidades? Gobiernos del Partido Popular.

Sin embargo, a unos pocos kilómetros se encuentra otro ejemplo de deuda desorbitada que amenaza con ahogar al municipio. Se trata del ayuntamiento de Parla, gobernado durante décadas por el Partido Socialista. No muy lejos, Torrejón de Velasco y Casarrabuelos, superando, como Parla, los 2.000 euros de deuda por habitante. De distinto color, pero tres ayuntamientos unidos por la denominada “Operación Púnica”.

Alejados de esta conflictiva zona en lo que a deudas se refiere, pero también superando esa cifra de 2.000 euros de deuda por habitante, se encuentran Cenicientos en el suroeste y Arganda, en el este de la comunidad.

Sin embargo, también existe el caso contrario, municipios como Colmenar Viejo, Paracuellos o Tres Cantos, en los que la deuda es, sencillamente, inexistente.

DONALD TRUMP, OTRO PRODUCTO NORTEAMERICANO

Ya están aquí. Han llegado para quedarse y parece que tienen demasiado seguidores.

Estamos hablando del miedo y la xenofobia, de los prejuicios y el ‘todo vale’, estamos hablando de Donald Trump.

Sí, Donald Trump, un empresario multimillonario norteamericano que un día se levantó queriendo ser presidente de Los Estados Unidos probablemente porque ya se había cansado de tanta televisión y necesitaba aún más protagonismo.

Norteamérica corre peligro. Corre peligro porque acaba de surgir de la nada un hombre que no tiene miedo a decir lo que piensa delante de miles de personas, de una cámara que retransmite a millones de personas y con ideas no muy éticas apoyadas por gente no muy ética y con fines que se alejan de toda ética conocida.

Los numeritos que monta en cada uno de sus actos de campaña desacreditando de forma ruin a sus adversarios políticos, expulsando de éstos a todo aquel que levante un ápice la voz en su contra o las tremendas afirmaciones de odio hacia los refugiados y los inmigrantes en general provocan un pánico que esperemos no le lleve a la Casa Blanca.

En una de las últimas perlitas del magnate neoyorkino, Trump arremete contra los mexicanos asegurando que levantará un muro en la frontera con el país para frenar así la inmigración ilegal que según él sufre Estados Unidos, pero que encima dicho muro será costeado por los mexicanos.

Él mismo afirma que no es políticamente correcto ni quiere serlo, pero de ahí a insultar como lo ha hecho por ejemplo con la cómica Rosie O’Donnell llamándola ‘cerda gorda’ hay un gran trecho, pero ha tenido para todos, incluso para el actual presidente norteamericano Barack Obama al que tilda de incompetente por sus relaciones nucleares con Irán.

En cualquier caso, el 8 de noviembre de este mismo año saldremos de dudas, lo que sí parece claro es que Trump se presentará a las 58ª elecciones presidenciales como candidato republicano si no cambian drásticamente las cosas, por lo que muy probablemente se verá las caras con Hillary Clinton a finales de año.

Pedro Sanchez sin apoyos

En noticias de actualidad referidas al tema político que nos atañe hoy en día en España, cabe mencionar que Pedro Sánchez subió este martes 1 de marzo a la tribuna del Congreso para pedir apoyos. Ya que sin ellos no puede emprender el Gobierno de cambio y diálogo que está buscando para sacar a España de la situación en la que actualmente nos encontramos, con un gobierno provisional y sin los apoyos suficientes para poder cambiar este panorama. Ya que el pacto al que consiguió llegar con Albert Rivera no le es suficiente para poder llegar a ser Presidente del Gobierno.

El mensaje que lanzó desde la tribuna del Congreso va especialmente dirigido a Podemos, ya que renunció al pacto que tenía en un primer momento con Pedro Sánchez en el momento en el que Albert Rivera se vio también incluido en el. Todos los portavoces de los diferentes partidos políticos ya avanzaron el rechazo a la candidatura del socialista. Sobre todo Pablo Iglesias que para poder apoyar a Pedro Sánchez le es imprescindible que rompa su pacto con Ciudadanos para así poder volver a negociar con Podemos y contar así con su apoyo.

El pacto ya firmado entre el líder del PSOE y el de Ciudadanos no es suficiente para que Pedro Sánchez pueda ser elegido como presidente del Gobierno. Por ello Pedro Sánchez convocó a todos sin incluir al PP a dialogar, apoyándose en que están obligados a dialogar ya que así lo han decidido los españoles. Con estas palabras de Pedro Sánchez que no se da por vencido, a pesar de que por el momento solo cuenta con los votos por parte de su partido, el PSOE y los de Ciudadanos, sumando en total 130 a favor frente a 219 en contra. Sin contar con la abstención de Coalición Canaria.

De no conseguir el viernes la mayoría simple se vería frustrada esta envestidura por parte de Pedro Sánchez, acercándose de esta manera a que se puedan repetir de nuevo las elecciones generales el 26 de junio de este mismo año y no se ha elegido un presidente con fecha límite, 2 de mayo.