El acoso de las llamadas comerciales

Llaman al teléfono, unas veces de casa y otras al móvil, descuelgas y te encuentras con la voz no siempre amable de un comercial que te quiere vender agua embotellada. Cuelgas, y al poco tiempo el teléfono vuelve a sonar. Esta vez es una compañía de seguros que te hace unas ofertas fantásticas si cambias el seguro de tu coche, el de casa o te haces uno de vida que realmente es todo lo contrario, de decesos.

A veces, cansado, cortas la conversación asegurando que no te interesa y el operador de turno te da las gracias y se despide. Pero otras no es así e insiste e insiste hasta que acabas cayendo en la falta de educación y cuelgas. Y, si eres de los menos afortunados, recibirás una llamada tras otra de la misma empresa. Y en este sentido las operadoras telefónicas se llevan la palma, según informes del Ministerio de Industria, de acuerdo al número de quejas presentadas por los usuarios.

El gran problema es que casi nunca el pobre usuario sabe qué hacer para que dejen de atosigarlo, y eso que existe una ley destinada aponer un cierto límite. La Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios estableció no hace mucho algunos límites: se prohíben las llamadas comerciales entre las 9 de la noche y las 9 de la mañana, así como festivos y fines de semana, y el número que llama debe ser identificable por el usuario ¿Se cumple? Evidentemente, no.

Otro incumplimiento: se supone que en la primera llamada se debe informar sobre el derecho a no recibir más llamadas. Pero el spam telefónico se sigue produciendo sin ningún tipo de límite ni castigo a quien lo realiza.

¿Qué hacer? Denunciar, siempre, cualquier abuso y remitir la queja a la Agencia Española de Protección de Datos, que es quien debe perseguir este tipo de prácticas ilegales. Una queja tal vez no hará mucho, miles, seguramente para algo sí servirán.

Madrid, lo que no puedes perderte cuando lo visites

Madrid es la capital de España, una de las ciudades más antiguas del mundo con grandes edificaciones históricas y ahora llena de construcciones modernas promete entregarte lo mejor de la ciudad en recorridos que jamás olvidaras.

Madrid es la ciudad más visitada de España, y la más cosmopolita, rodeada de encanto y cultura por donde se le vea.

Visitar Madrid es sinónimo de placer, al recorrer la ciudad con sus calles llenas de luz, de bares de tiendas, museos y  emblemáticos monumentos y edificios reconocidos a nivel mundial.

no podemos dejar de visitar La Puerta De Alcalá, monumento en forma de puerta de arco, donde se da paso a la ciudad, siempre majestuosa y quizá de lo más emblemático de España, hasta canciones le han hecho, por ser tan famosa y querida por los españoles.

La Gran Vía, es la calle más transitada, concurrida y renombrada de Madrid, avenida donde se dan cita los mejore restaurantes, las mejores tiendas, bares y pastelerías típicas españolas.

Plaza Cibeles, la fuente más representativa de Madrid, emulando a la Cibeles griega, y punto de reunión en caso de que el país o la ciudad resultase campeón en contiendas deportivas, un icono de la ciudad.

Catedral de Almudena, siendo España un país muy católico no podría faltar una de las más grandes y bellas iglesias mundiales, más conocida a partir del casamiento del Rey Felipe de Borbón, y la periodista, Letizia Ortiz, una visita obligada.

Palacio Real de El Pardo, residencia de Francisco Franco desde los años 40s, hasta el día de su muerte en 1975, edificio sumamente visitado en la ciudad.

El Retiro, es el parque madrileño por excelencia, generaciones pasadas se dieron cita para disfrutas los días soleados, en este parque y aun en la actualidad es visita obligada de los domingos, con los chicos y los abuelos, un parque lleno de historia y tranquilidad.

La Plaza Mayor, es el zócalo de Madrid, situado muy cercano al Palacio Real, es considerada la plaza más representativa de Madrid, además de la más antigua y la de mayor historia y cultura.

Cantabria y la polémica del calendario escolar

Cantabria ha provocado una pequeña revolución en el ámbito educativo. Su nuevo calendario escolar está dando mucho que hablar, mucho. Y eso que en España da la impresión de que lo que más importa no es la educación. Pero el cambio es significativo: de tres trimestres a cinco bimestres con una semana de vacaciones entre ellos y un parón estival algo más corto.

No es un calendario descabellado, al fin y al cabo es similar al que funciona en otros países europeos. Es más, cualquier padre al que se le pregunte dirá que los niños tienen demasiadas vacaciones en verano. Entonces ¿dónde está el problema? Realmente en varios aspectos. El primero, y el que más preocupa los padres es el de la conciliación de la vida familiar y laboral, eso de lo que tanto se habla pero que realmente o existe. ¿Qué hacer con los pequeños esa semana entre bimestres? Si a veces ya es complicado “colocar” a los niños un simple día no lectivo, como para hacerlo una semana completa.

En el sur ponen una traba bien distinta: si en mayo el calor ya es insoportable y apenas se puede rendir ¿Cómo lo van a hacer en julio? El clima, por lo tanto, se muestra como un problema a tener en cuenta.

¿Pero y lo que realmente importa? Es decir, la educación. Autoridades educativas cántabras y sindicatos señalan que el calendario propuesto racionaliza los periodos lectivos, de modo que las evaluaciones se acortan y los periodos se equilibran. Algo que, indican, beneficiará, sobre todo a los pequeños. Y no se reduce el número de días lectivos, como pueda parecer, simplemente se distribuyen de otra manera.

Sea como sea, la polémica está servida, con defensores y detractores, con razones a favor y en contra más o menos razonables y con un problema de fondo que nadie puede negar: las dificultades que tienen muchos padres para buscar alguien que cuide a sus hijos durante esos días en lo que no hay colegio, ni campamentos, ni ludotecas, ni abuelos que estén de vacaciones y puedan hacerse cargo de ellos.

Madrid, sus museos, su arte y cultura

Ir a Madrid y no visitar uno por lo menos de tantos museos que hay, es casi como no haber ido, Madrid es una ciudad sumamente cultural, y todos los museos que hay ahí, lo demuestran.

Incrementando el valor cultural e histórico de los edificios donde se acoplan estos museos, nos prometen una visita espectacular lleno de aprendizaje, siempre dejándonos maravillados.

El más famoso de los museos de España, y de Madrid concretamente, es sin duda el Museo Del Prado, donde admiraremos entre muchas cosas arte clásico español.

En este museo podemos encontrar exposiciones plásticas permanentes, las favoritas de cerrajeros a coruña, y de igual manera exposiciones de los más reconocidos artistas mundiales, Goya y Velázquez son admirados siempre en este museo, existen visitas guiadas, para turistas y locales, aunque siempre está muy concurrido, podremos recorrerlo a lo mucho en un par de horas, si requerimos un guía, lo podemos solicitar, y él nos evocara a toda una era cultural que se encierra en el museo.

El Museo Reina Sofía, es por mucho otro de los más importantes museos de España, lleno de arte contemporáneo donde podremos admirar obra de Picasso, Miro, y Dalí, continuamente, además de otros autores Españoles, que enriquecen el acervo cultural español, y que propone el conocimiento de todo lo relacionado al arte contemporáneo del siglo XX.

El Museo Thyssen Bornemisza, es un museo donde se ofrece admirar obra contemporánea que la familia Thyssen Bornemisza se ha dedicado a coleccionar por un lapso de más de dos generaciones, cubriendo al menos más de 800 obras de arte recolectadas de todas partes del mundo, y presentadas, para deleite, de todos, en un museo fácil de recorrer, y de admirar como ya hicieran.

Y por último, pero no menos importante, podremos visitar el museo Naval, este museo depende del Ministerio de Defensa de España, donde sin duda, apreciaremos  un sinfín de objetos de guerra  y a cual más de infinitas recreaciones de los barcos que han permanecido a la Naval de España desde el siglo XV, sin duda una interesante propuesta, donde aprenderemos mucho más sobre la historia militar de España, siendo una delicia para chicos y grandes, y mayores.

Para ir de compras en Madrid

Todos sabemos que cualquier ciudad cosmopolita, debe de contar con un gran surtido de tiendas para todos los gustos y para todos los bolsillos, y Madrid no se queda atrás, con exclusivas tiendas, todas llenas de modernidad y situadas en las mejores zonas de Madrid, plazas comerciales, boutiques, mercados, todos ellos de un encanto que solo Madrid puede ofrecer.

Recorriendo el centro de Madrid es fácil dejarnos llevar por tantos escaparates de tiendas de abolengo y tradición, así como tiendas nuevas, de diseñadores internacionales, y llenas de cosas bonitas que queremos tener para agrandar nuestro guardarropa, o el estante donde colocamos tantos hermosos zapatos.

Es muy conocido que en Madrid una de las actividades primordiales de la ciudad es el comercio, y con tanta tienda para escoger, podemos confirmarlo.

Todas estas tiendas se encuentran en las más emblemáticas calles de la ciudad, las más concurridas y sonde encontraras todo lo que puedas imaginarte, de las principales calles comerciales, se encuentra La Gran Vía, un recorrido sumamente lleno de fantásticas tiendas dignas de las mejores del mundo, Fuencarral, es otra arteria llena de majestuosos establecimientos, donde podrás encontrar hasta lo más insólito que necesites.

No podemos dejar de hablar de la calle Serrano, la majestuosidad de sus edificios antiguos e históricos son el marco perfecto para disfrutar un interminable flujo de comercios dotados de la más grande variedad de establecimientos.

Y si de mercados hablamos, no debemos dejar de visitar, El Rastro ubicado atrás del rastro municipal, es un mercado donde encontraremos antigüedades, y artículos dignos de un bazar lleno de historia y preciosidades que tanto enloquecen a los visitantes, increíble lugar.

Si lo que requieres comprar son víveres y alimentos, pues pasearemos por los mercados de la ciudad, como el muy famoso Mercado de Maravillas, el más grande de toda Europa, donde encontraras dentro de él, más de 180 locales, que te ofrecerán comida de primera calidad.

El Mercado De La Paz, ofrece productos de excelente calidad, para el barrio de más renombre de la ciudad, pero que puedes visitar sin ninguna restricción, tomando en cuenta que ahí, solo encontraras lo mejor, de lo mejor.

El turismo, una fuente de recursos que hay que aprovechar

70 millones de turistas, dos más que el pasado año. Esas son las previsiones más optimistas que se barajan para el año 2016 en España. Nada malas, si se tiene en cuenta que el número de visitantes que llegaba a nuestro país hace solo una década apenas sobrepasaba los 55.

La emergencia de países como Croacia y la competencia cada vez más directa de otros países del área mediterránea en la costa de África había supuesto un duro golpe para el turismo en España. Ahora la coyuntura es bien distinta y la situación se ha dado la vuelta. Después de los atentados de Túnez y Egipto, de la situación en Grecia, del problema de la inmigración procedente de Oriente Medio y de la inseguridad en otros destinos turísticos europeos, España vuelve a situarse a la cabeza de los destinos preferidos del continente.

Sería un error no aprovechar el tirón que esto supone, no en vano el turismo representa nada menos que el 10,2% del Producto Interior Bruto de España y genera un 11% del empleo, evidentemente sobre todo en la época estival. Pero circunstancial o no, el turismo representa riqueza.

El turismo interior es importante, pero en los últimos años los españoles no estamos para muchos gastos y hemos recortado notablemente nuestro presupuesto para las vacaciones. No parece haber ocurrido lo mismo con los que llegan del otro lado de nuestras fronteras, por eso ofrecer servicios de calidad resulta imprescindible para que nuestro sector turístico siga soportando la crisis algo mejor que otros.

Y, aunque la gran mayoría de quienes nos visitan desde otros países no tengan mucha idea de la situación política española, lo cierto es que los expertos advierten que la inestabilidad podría suponer un gran perjuicio también para el sector turístico porque al fin y al cabo, los turistas no necesitan muchas excusas para buscar otros destinos, tal vez no tan atrayentes pero sí quizá más estables, al menos aparentemente.

Estados Unidos y la ausencia en el control de armas ¿Hasta cuándo?

En España se dice que las armas las carga el diablo, en Estados unidos casi podría decirse que las carga cualquiera. Porque cualquiera las tiene al alcance de la mano, y parece que sin ningún control. No es un hecho infrecuente, cada poco tiempo se produce una masacre en aquel país. En cines, en universidades, incluso en institutos. La última en un club nocturno, la mayor matanza registrada en el país desde los atentados del 11-S.

De nuevo se abrirá el debate, de nuevo se abrirán voces en contra de la falta de regulación en la venta de armas. De nuevo el mundo se estremecerá e intentará buscar un sentido a la sinrazón. Y, seguramente, de nuevo, cualquier intento por poner un límite a la venta y el uso de armas en Estados Unidos se estrellará contra un muro.

Es lo que ha ocurrido en los últimos años. Desde que Obama llegara a la presidencia ha intentado regular la tenencia de armas en el país y endurecer los controles. Pero los grupos de presión que piensan justo lo contrario parecen tener demasiada fuerza y su voz acaba siempre acallando cualquier intento de normalización.

sdTal vez en esta ocasión lo vistan diciendo que ha sido un ataque al a comunidad gay, injustificable en cualquiera de los casos. Otras veces fue un asalto por motivos religiosos, un ataque de locura… Pero no importa el motivo, lo que realmente importa es que prácticamente cualquiera puede tener un arma en sus manos y una mínima razón, por absurda que sea para hacer uso de ellas, será suficiente para servir el drama en bandeja.

¿Despertará la sociedad norteamericana esta vez? Quizá el impresionante número de víctimas de este último ataque sirva para reflexionar, pero la esperanza de que se regule la tenencia de armas seguramente siga siendo eso, solo una esperanza, aunque las voces que lo pidan se levanten más alto que en otras ocasiones.

Madrid, de noche, los mejores lugares

Hablar de Madrid, es hablar de una inmensa cultura, una insuperable gastronomía, y por su puesto la vida nocturna que nos ofrece.

Calles llenas de gente, propios o turistas, disfrutan del ambiente, que existe en las calles donde sean los puntos de reunión de jóvenes y no tan jóvenes, el recorrido para una sola noche no bastara, pues en cada lugar estarás por mucho tiempo, no querrás irte, porque el ambiente está muy bueno. Aquí unas recomendaciones de lugares aptos para todas edades y gustos.

Chueca, el lugar ideal para pasar momentos llenos de diversión y rodeados con los cerrajeros urgentes Lliria, el lugar, más cosmopolita de Madrid, y lleno de diversión, no podrás perderte las estancias en las terrazas en verano o primavera, un verdadero disfrute este lugar que gira totalmente alrededor del barrio del mismo nombre.

Avenida de Brasil, de las calles más llenas de bares en Madrid, los más caros y los más glamorosos, donde se dan cita la socialité de Madrid, la gente bonita, y la gente que no encuentras en cualquier lado, para tomar unos tragos, en calles llenas de colorido, y turistas, una experiencia que no te puedes desaprovechar.

malañañaSi ya eres un tanto mayor, puedes visitar la Malasaña, un lugar donde se ha detenido el tiempo, y esta acoplada a los años 70 y 80, un lugar donde se quedó atrapada la bohemia, y donde pasaras un excelente rato, recordando en base a la ambientación y a la música, la grandiosa década de los 80.

Y si discotecas quieres saber, pues te invitamos a pasar por Kapital, esta discoteca es la de más moda en Madrid, la más famosa, y donde se dan cita los jóvenes, que quieren pasar una buena velada, esta discoteca tiene el plus que está construida en un ex teatro y cuenta con varios pisos, de diferente temática, donde el último piso, es una agradable terraza, propicia para pasar el verano de lujo.

Joy Eslava, la discoteca más visitada por cerrajeros 24h Burjassot, del ambiente artístico de las carreras y de los deportes, de las pocas que abren todos los días, y donde pasaran un rato excepcional jóvenes y no tan jóvenes, no te la puedes perder.