Deporte en Madrid Río, alternativas para todos

No hay excusa, hacer deporte en Madrid está al alcance de cualquiera y un escenario más que perfecto lo constituye Madrid Río. Las posibilidades en este espacio son de lo más variadas, solo hay que tener ganas y convencerse de que la actividad física es beneficiosa para el cuerpo y la mente. Un poco de empeño, de esfuerzo y un lugar perfecto para empezar y en poco tiempo la actividad física será una parte imprescindible de la rutina diaria.

¿Por qué Madrid Río? Para empezar porque está en el corazón de Madrid, bien comunicado y cuenta con todos los servicios que se puedan imaginar. Y, en segundo lugar, porque hay actividades para todos los gustos y edades.

Madrid_Rio_instalaciones_deportivas_1Vayamos por partes. Madrid Río cuenta con 30 kilómetros de sendas ciclistas, perfectas para simplemente pasear o tomárselo como un ejercicio diario. Para los amantes de la bicicleta, pero de otro modo, hay un fantástico circuito de BMX.

Varias pistas de tenis y pádel forman la oferta para los amantes de la raqueta y, si lo que apetece probar son los patines, hay una pista de aprendizaje y un parque de skate para los más experimentados.

Evidentemente, no podían faltar espacios para aquellos que prefieren deportes de balón. Tres campos de hierba para practicar diferentes modalidades de fútbol y pistas polideportivas para practicar baloncesto y fútbol sala.

Si solo se quiere pasear, hay kilómetros y kilómetros de caminos perfectamente acondicionados. E incluso hay un pequeño canal de remo para los más aficionados a los deportes acuáticos.

Madrid Río se ha convertido en un lugar imprescindible para la práctica del deporte aficionado en la capital. De esta manera, ciclistas, patinadores y aficionados al running comparten espacio en un lugar diseñado como pulmón verde, lugar de convivencia y de disfrute para los madrileños. Un lugar que invita a la práctica deportiva en cualquiera de sus espacios y en cualquiera de sus rincones.

Rincones escondidos de Madrid que merecen una visita

El Museo del Prado, el Reina Sofía, el Palacio Real, la Plaza Mayor…son puntos que cualquier turista que llega a Madrid quiere conocer. Pero la capital es mucho más y está llena de rincones a veces injustamente desconocidos. Vamos a hacer un pequeño recorrido por esos lugares tan hermosos como, a veces, olvidados.

Un jardín de auténtico cuento en el corazón de la capital. Así es el parque el El Capricho. Y hace honor a su nombre, un oasis que en su interior guarda un tesoro: los caprichos que la duquesa de Osuna quiso tener en este jardín, desde bellos templetes y fuentes a idílicos estanques o curiosos laberintos.

Y si hablamos de jardines, no hay que olvidarse de la Quinta de los Molinos, el Jardín Secreto de Hermosilla, el Huerto de las Monjas o el Jardín del Príncipe de Anglona.

Justo enfrente de El Retiro y la Puerta de Alcalá destaca la iglesia de San Manuel y San Benito, con su esbelta torre, su cúpula y sus fachadas blancas. Un templo de estilo bizantino que, pese a su belleza, pocos se paran a admirar.

Jardín Secreto de HermosillaVamos a hablar ahora de museos. El Museo Naval está considerado como el más antiguo de Europa. Una gran escalinata de mármol de Carrara da la bienvenida al visitante antes de entrar de lleno en maravillosas colecciones que albergan tesoros como el mapa más antiguo de América o dos pistolas que pertenecieron a Napoleón.

La Casa Museo de Sorolla es otro de esos lugares injustamente desconocidos. La que fuera residencia del pintor nos permite contemplar cómo fue su vida y parte de su obra. Recorrer las mismas estancias en las que vivió y pintó el artista es una manera magnífica de comprender un poco mejor su obra y la época en la que vivió.

También casa y museo, pero esta vez llena de fantasía, es la del Ratoncito Pérez. Un rincón perfecto para volver a sentirse como un niño o para que los más pequeños disfruten a lo grande.

Madrid ofrece mucho más de lo que pensamos, solo hay que buscar un poco más allá de lo que muestran las guías turísticas.

Madrid, de noche, los mejores lugares

Hablar de Madrid, es hablar de una inmensa cultura, una insuperable gastronomía, y por su puesto la vida nocturna que nos ofrece.

Calles llenas de gente, propios o turistas, disfrutan del ambiente, que existe en las calles donde sean los puntos de reunión de jóvenes y no tan jóvenes, el recorrido para una sola noche no bastara, pues en cada lugar estarás por mucho tiempo, no querrás irte, porque el ambiente está muy bueno. Aquí unas recomendaciones de lugares aptos para todas edades y gustos.

Chueca, el lugar ideal para pasar momentos llenos de diversión y rodeados con los cerrajeros urgentes Lliria, el lugar, más cosmopolita de Madrid, y lleno de diversión, no podrás perderte las estancias en las terrazas en verano o primavera, un verdadero disfrute este lugar que gira totalmente alrededor del barrio del mismo nombre.

Avenida de Brasil, de las calles más llenas de bares en Madrid, los más caros y los más glamorosos, donde se dan cita la socialité de Madrid, la gente bonita, y la gente que no encuentras en cualquier lado, para tomar unos tragos, en calles llenas de colorido, y turistas, una experiencia que no te puedes desaprovechar.

malañañaSi ya eres un tanto mayor, puedes visitar la Malasaña, un lugar donde se ha detenido el tiempo, y esta acoplada a los años 70 y 80, un lugar donde se quedó atrapada la bohemia, y donde pasaras un excelente rato, recordando en base a la ambientación y a la música, la grandiosa década de los 80.

Y si discotecas quieres saber, pues te invitamos a pasar por Kapital, esta discoteca es la de más moda en Madrid, la más famosa, y donde se dan cita los jóvenes, que quieren pasar una buena velada, esta discoteca tiene el plus que está construida en un ex teatro y cuenta con varios pisos, de diferente temática, donde el último piso, es una agradable terraza, propicia para pasar el verano de lujo.

Joy Eslava, la discoteca más visitada por cerrajeros 24h Burjassot, del ambiente artístico de las carreras y de los deportes, de las pocas que abren todos los días, y donde pasaran un rato excepcional jóvenes y no tan jóvenes, no te la puedes perder.

La historia de Madrid a través de sus tiendas más antiguas

Madrid, como toda gran ciudad tiene su historia particular y, dentro de ella, otras mucho más pequeñas pero igual de interesantes. Son las de los establecimientos más antiguos, esos que nos recuerdan como era la capital en siglos pasados.

Iniciamos nuestro recorrido en el veterano, en la farmacia de la Reina Madre, situada en el número 59 de la calle Mayor. Se fundó nada menos que en 1578 y fue farmacia de referencia en época de Felipe V. Aquí se conservan cosas tan curiosas como una receta para Miguel de Cervantes o polvo de momia para la tratar la tuberculosis o la gangrena.

calle mayor madridLa Posada del Peine se fundó en 1610 para alojar a forasteros que venía a la capital, es de hecho el hotel más antiguo de Madrid. Ha pasado de mano en mano, pero no ha dejado de ser alojamiento y hoy es un pequeño hotel lleno de encanto. Por cierto el nombre viene porque en sus inicios en las habitaciones había un peine atado con una cuerda… para evitar que los huéspedes se lo llevaran.

La Posada de la Villa está en el Madrid más añejo, entre Plaza Mayor y la calle Toledo. Fue fundada en 1642 para que cocheros y pasajeros de carruajes y diligencias pudieran reponer fuerzas. Hoy sigue siendo un magnifico horno.

Aunque quien se lleva los honores de ser considerado como el restaurante más antiguo del mundo es Botín, fundado en 1725. Se dice que aquí trabajó como friegaplatos Francisco de Goya cuando era joven.

El Botijo, fundado en 1754 como bazar en el que prácticamente se vendía de todo, quedó con el paso de los años solo como droguería y perfumería. Por cierto, Galdós lo nombra en varios de sus Episodios Nacionales.

Y paramos ahora en la que tal vez sea la librería más antigua de la capital, la Librería Religiosa-Pontifica Hernández. Especializada en temas religiosos, abrió sus puertas en 1852. De libros a accesorios como los abanicos, bastones y paraguas de Casa Diego, en la Puerta del Sol, abierta en 1800, aunque en otro local.

Acabamos de la manera más dulce, haciendo parada en la pastelería del Pozo, fundada en 1830 y en la famosísima chocolatería de San Ginés, un poco más “joven”, ya que abrió en 1894.

Barrios ricos, barrios pobres…o el precio de la vivienda

Puede resultar paradójico, pero no es un fenómeno extraño: en tiempos de crisis todo lo que tiene que ver con el lujo no solo se mantiene, sino que incluso crece. Y el mercado inmobiliario no podía ser menos.

Pero incluso cuando la situación económica parece mejorar, esa tendencia, lejos de cambiar, se asienta. Es lo que está ocurriendo con el precio de la vivienda en la capital. Según datos de cerrajeros profesionalesTorrevieja, el precio de la vivienda en Madrid está subiendo, hasta un 6,9 por ciento en el tercer trimestre de 2015.

useraPero esa subida no se refleja por igual en todos los barrios, en absoluto. Los precios se elevan sobre todo en los distritos considerados “caros”, mientras que en los más humildes el precio de la vivienda se mantiene estable o, en algunos casos, incluso disminuye significativamente.

De esta manera la brecha entre barrios ricos y pobres continúa haciéndose más profunda. Entre los primeros destacan Salamanca, Chamberí, Chamartín, Centro y Retiro. Entre los más humiles se encuentran Villaverde, Puente de Vallecas, Usera y Carabanchel.

Para ser más conscientes de esa diferencia, nada mejor que comprobar el precio del metro cuadro construido. En la zona más cara, el barrido de Recoletos, roza los 6.000 el euro metro cuadrado, mientras que en el barrio más barato, San Cristóbal, ni siquiera alcanza los mil euros. 5000 euros por cada metro cuadrado de diferencia es, sin duda, significativo.

¿Y dónde han subido más los precios? En Centro (8,9%), Salamanca (5,7%), Retiro (4,3%) y Arganzuela (4,1%). En el lado opuesto se encuentran esos barrios en los que los precios se han desplomado pese a todo, como Puente de Vallecas, donde los precios bajaron un 6,2%; Villa de Vallecas, con un 4,3%, o Ciudad Lineal, donde los precios se rebajaron un 2,3%.Barrio-Salamanca-Madrid_

Parece así que la tendencia se afianza y que los barrios más ricos lo son cada vez más mientras que los humildes se hunden poco a poco.

La cuesta de Moyano: destino turístico

A un paso de la estación de Atocha, del Retiro y del Jardín Botánico. A unos metros de Caixa Forum, el Centro de Arte Reina Sofía, el Museo del Prado y el Thyssen Bornemisza. La Cuesta de Moyano tiene magia, tiene encanto y una situación excepcional.

Cuesta_de_MoyanoSin embargo, el declive de los últimos años de este espacio cultural ha sido constante. Con una historia casi centenaria como lugar de venta de todo tipo de libros, pero especialmente de segunda mano o antiguos, la Cuesta de Moyano es uno de esos lugares imprescindibles pero casi olvidados por muchos, especialmente desde que se peatonalizara la zona y se ocupara una parte de la calzada con un carril bici.

Con su treintena de casetas es un sitio perfecto para pasar horas curioseando, como se hacía antiguamente, antes de que los libros electrónicos lo ocuparan casi todo. Algo que hoy en día solo realizan los más nostálgicos.

Por eso el ayuntamiento se ha propuesto revitalizar este rincón tan emblemático de la capital y facilitar que se incorpore a los recorridos turísticos que se hacen por Madrid. ¿Cómo? En principio, lo más urgente sería conseguir reabrir las casetas que permanecen vacías. Después se plantea la posibilidad de instalar un quiosco con terraza en el que se pueda descansar y tomar algo tranquilamente, a ser posible con un libro entre las manos.

Pero aún hay más. Una de las grandes quejas de los libreros de la cuesta de Moyano era la falta de señalización, problema que también se pretende atajar. El objetivo es que la zona recupere el ambiente de hace décdas y vuelva a ser punto de encuentro y de intercambio cultural.

Trabajos imprescindibles para que la cuesta de Moyano pueda ser incluida en un proyecto de futuro pero interesante: la proposición de que el Sitio del Retiro y El Prado entren a formar parte de la lista de los lugares declarados como Patrimonio de la Humanidad. Méritos para ello sobran.

Tres distritos, un mismo problema: la basura

No lo dicen los vecinos, lo dice el propio ayuntamiento de la capital. Según datos extraídos de inspecciones realizadas por técnicos municipales, Moncloa-Aravaca, Fuencarral y Centro son los tres distritos donde más basura se acumula y donde más puntos negros se registran.

calle peñuelasEn el primero de los distritos se han detectado 42 puntos concretos en los que los desperdicios se acumulan de manera reincidente, 11 más que en el distrito de Fuencarral y 15 por encima de los detectados en Centro. En el extremo contrario, Barajas, San Blas y Ciudad Lineal.

El problema de la acumulación de basuras y de la limpieza es uno de los grandes retos a los que se han enfrentado todos los gobiernos municipales en los últimos años. Las quejas vecinales son continuas y, a pesar de las diferentes campañas, el problema no parece solucionarse.

En esta ocasión, el equipo ha elaborado un mapa de “puntos negros” y se ha creado, además, una comisión de trabajo que analiza semanalmente el estado de la limpieza de la capital. Para determinarlo se valoran datos como los avisos de los ciudadanos, las actas de infracción gestionadas, las toneladas de basura que se han recogido o las intervenciones del Servicio de Limpieza Urgente.

Los datos evaluados en las últimas semanas vienen a indicar que la situación mejora lenta, pero progresivamente. A pesar de ello, el ayuntamiento va a incidir en campañas de concienciación ciudadana. Los distritos de Centro y Vallecas han sido los primeros en los que se ha puesto en marcha “Cuidamos Madrid”, una iniciativa para mejorar la limpieza de la ciudad mediante talleres de formación y empleo. En breve le seguirán los demás cerrajeros Torrevieja.

Una campaña a la que en breve se sumará “Caravana sin filtros”, en la que está previsto repartir miles de ceniceros portátiles. Medidas destinadas a combatir dos de los grandes problemas de la capital: la suciedad y la falta de concienciación ciudadana.