Desastre tecnológico en Samsung

Sin duda, esta es una noticia que ha llegado a todos los rincones del mundo. Es un verdadero escándalo lo que ha sucedido con el que iba a ser el Smartphone más esperado a Samsung, el Samsung Note 7. Sin duda lo que ha sucedido con este terminal es algo que va a costar olvidar, y que le va a costar a la compañía mucho, tanto económicamente como en su reputación.

La presentación de este dispositivo fue el pasado 2 de agosto, siendo uno de los terminales más completos e innovadores de la marca consiguiendo o casi alcanzando el destrono de la famosa marca de la manzana; Apple.

Pero esta época dorada le ha durado bastante poco a Samsung, debido a que tan solo dos meses después de la salida al mercado de este dispositivo móvil se ha tenido que interrumpir de por vida la fabricación del Note 7 debido a explosiones incontrolables de las baterías de los teléfonos. Además, reclaman la devolución de todas las unidades vendidas con el reembolso correspondiente.

El primer caso de la explosión del Note 7 se dio en Corea del Sur tan sólo a los 5 días posteriores de su salida al mercado. Lo que en un principio se pensaba que sería un caso aislado, no quedo ahí y tras la aparición de 35 unidades defectuosas adicionales. Samsung se dio cuenta del verdadero problema y pidió la devolución voluntaria de todos los terminales para poder revisarlos, lo que retardó la llegada del terminal a Europa.

Algo de este tema sacamos en definitiva. Y es que este ha sido un duro golpe para la compañía y les va a ser muy difícil poder recuperarse de él. El descenso grave de las ventas, la mala reputación y que Apple les pase por encima y por mucha ventaja.

Una anécdota graciosa que podemos sacar de esto, es que el juego GTA ha actualizado un modo en el que se te permite utilizar este Samsung Note 7 como bomba explosiva al arrojarla a vehículos, casas, etc.