El Madrid más añejo a través de sus palacios

Hubo una época en la que Madrid tenía palacios, muchos además. La Castellana, por ejemplo, era una sucesión de mansiones señoriales y palacetes de la que hoy en día solo quedan una docena que apenas sirven de recuerdo. El crecimiento desmedido de la ciudad y la especulación acabaron con ellos en apenas unos años.

palacio longoria MadridPero no todo se perdió, afortunadamente. En la capital aún hoy se pueden contemplar hermosos edificios que nos trasladan a una época de lujo y elegancia. Palacios que habitualmente permanecen cerrados al público porque muchos de ellos son hoy sedes de instituciones oficiales.

Sin embargo, para conocer un poco mejor el rico patrimonio arquitectónico de la capital, todos los años la Dirección General de Patrimonio pone en marcha un programa denominado ¡Bienvenidos a palacio! Un programa por el que algunas insignes construcciones abren sus puertas para el disfrute de los madrileños.

Si alguien ha pasado por la embajada italiana y tiene curiosidad por conocer el interior de este magnífico edificio, que conserva unos hermosos salones y jardines, si quiere conocer cómo es el palacio de Buenavista (hoy cuartel General del Ejército) por dentro, o se pregunta si las salas del palacio de Longoria (Sociedad General de Autores) son tan espléndidas como su fachada, solo tiene que estar muy pendiente de la convocatoria de la Dirección General de Patrimonio.

Y decimos que hay que estar pendiente porque las entradas se agotan en muy poco tiempo. Para quienes no puedan conseguirlas en esta edición, solo un consejo: paciencia porque es una estas visitas programadas se han convertido en una cita anual que, aunque joven (se inició en 2014), parece que tendrá una larga vida por el gran interés que ha generado.

Madrid tiene un enorme patrimonio cultural y arquitectónico que a veces pasa desapercibido, pero merece la pena conocerlo y citas como ¡Bienvenidos a palacio! Son una magnífica oportunidad.