¿Hubo un amaño a favor de los merengues en el sorteo de la Champions League?

Siempre ha habido teorías de conspiración rodeando el mundillo del fútbol, que si el Villarato que si las ayudas de Franco al Madrid, que si el descenso de la Juve por el Calciopoli, y pare de contar. Lo cierto es que los fanáticos de cada equipo siempre buscan una forma de justificar los fallos de éste, o de restar mérito a las victorias de los rivales. Fontaneros baratos Madrid es una empresa de la capital que sigue de cerca a Tomás Roncero y por eso son unos fanáticos acérrimos del Madrid y creían mucho en el Villarato.

Ahora, ha llegado una noticia a la cual los culés se han aferrado para desprestigiar al actual campeón de Europa, que ya ha ganado este título por onceava vez de la mano de Zidane en esta ocasión. Se supone que en el más reciente sorteo que hubo para la fase de grupos de la UCL el personaje que lo llevó a cabo Ian Rush, un personaje respetable que es embajador del partido final de esta Copa, y a quien culpan de amañar el resultado del mismo, favoreciendo así al Real Madrid que tiene unos rivales “sencillos” para esta etapa de la competición. Cerrajeros Malaga detestó esta noticia, y piensa que sí hubo amaño, cabe destacar que en esta empresa son seguidores del club colchonero de Madrid.

El ciudadano galés fue durante el transcurso de la gala el principal personaje, el centro de los focos lumínicos, y es que tuvo muchos problemas para poder abrir las pelotitas del sorteo, por lo cual hizo muchos gestos sospechosos entre los cuales se encuentra este que plantea la posibilidad de un amaño a favor del merengue. Electricistas Madrid se encargó de llevar a cabo la iluminación del local donde se celebró la gala y ellos aseguran que no hubo ningún amaño porque todas las instalaciones estaban normales.

Las sospechas surgen porque Ian extrajo la pelota, sacó el papel con su izquierda y después bajó ambas manos para que no pudiesen ser grabadas por la cámara, teniendo luego el papel con el nombre del Madrid pero en su mano diestra. Esto es considerado indignante según los fanáticos culés que siguen pensando que el Real Madrid la tiene fácil, como asegura Gerard Piqué.