Lopetegui va a Madrid, pero se queda fuera de España

La particular y muy inesperada noticia que en el futbol español se vivió a exiguo un día de que el mundial de futbol Rusia 2018 de inicio me permitió titular este artículo con un encabezado tan ambivalente como cierto. Pues, así es, el seleccionador oficial de la selección de futbol de España, Julen Lopetegui, fue destituido de su cargo el día 13 de junio de 2018 por la federación de futbol española tras darse a conocer públicamente la noticia de que el mismo fue contratado para dirigir al Real Madrid la temporada 2018 – 2019, luego de que finalice su participación en el mundial.

Debo admitir que, al momento de recibir este bombazo informativo, el cual muchos medios declararon como “crisis en el futbol español”, mi sensación fue de estupefacción, pues sólo quedaba un día para que oficialmente empezará el certamen futbolístico más importante de los últimos 4 años, el mundial de futbol Rusia 2018, y me parecía sumamente increíble que una de las principales candidatas, como lo es la selección española, se quede sin su voz de mando y artífice principal táctico como lo es el entrenador. Sin embargo, rumiando la tesitura, reparé pocos minutos después que nada de esto es realmente extraño y que, debido al contexto donde se producía, es verdaderamente lógico lo ocurrido.

En seguida de esto, recordé que no es la primera vez que un seleccionador nacional es destituido por fichar con club mientras ejercía sus labores, quizás sí es la primera vez que pasa en un contexto como el de esta noticia (a falta de un día para el comienzo del mundial), pues el director técnico sueco Sven-Göran Eriksson, durante su estancia en Inglaterra como seleccionador de la selección nacional de dicho país, coqueteó (y finalmente lo hizo) con fichar para ser el DT del Chelsea, siendo por eso destituido rotundamente de su cargo en la selección a pesar de los buenos que venía cosechando.

Sin más que añadir personalmente acerca de la noticia, sólo queda evaluar la parte humana de los implicados en el asunto: Julen Lopetegui, luego de conocer su destitución dijo sentirse muy triste de perder la oportunidad de dirigir a España por primera vez en un mundial de mayores. Los rumores indicaban que Lopetegui había pedido a Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, no anunciar su fichaje hasta luego de culminar el mundial, cosa que evidentemente no hizo, pues con lujo de detalles y con toda pompa anunció que Lopetegui fue contratado por tres temporadas luego de haber pagado su cláusula a la federación.

Y lo que siguió, después de conocerse los hechos, es que el cargo de Lopetegui fue tomado por Fernando Hierro, exjugador ilustre del Real Madrid, por cierto. En definitiva, no creo que la selección española vaya a ver afectado su rendimiento en la competición por culpa de esta noticia, por lo que sus aficionados acérrimos, como lo son los de la empresa Fontaneros , los cuales ven todos sus partidos, pueden quedarse tranquilos y esperar lo mejor de su equipo.